Jueves, 19 Julio 2018

PILARES FUNDAMENTALES

   

PROTOCOLO DE INGRESO DE VISITAS AL ESTABLECIMIENTO

La Institución Colegio San Miguel de REMA, dentro del marco educativo, posee cuatro pilares fundamentales, los cuales son trasmitidos a sus estudiantes dentro del proceso formativo. Así mismo, también es nuestra labor el trasmitir disciplina, respeto, liderazgo y amor a todos los miembros de la comunidad San Miguelina.

 En base a lo planteado anteriormente, y con el fin de velar por la seguridad de nuestros estudiantes y personal del Establecimiento, además de procurar la transparencia dentro de nuestra Institución educativa, es que se ha diseñado el presente protocolo de registro de ingreso de vistas al establecimiento.

 Queda sujeta/o a este protocolo cualquier miembro de la comunidad educativa que se encuentre en secretaría al momento que se haga ingreso o pretenda hacer ingreso a cualquier persona que no trabaje de forma permanente dentro de las instalaciones del Colegio San Miguel de REMA.

    El Protocolo de acción es el siguiente:

  1. Al llegar un apoderado o cualquier persona que no forme parte del personal del Establecimiento, se debe dejar registro en el libro de registro de visitas.
  2. Si la persona, desde ahora llamada visita, dice que fue citada/o a entrevista o audiencia con algún docente y/o directivo del Establecimiento, se debe confirmar con esta última la fecha y horade la entrevista o audiencia antes de dejar ingresar a la visita al establecimiento.
  3. Si efectivamente la entrevista o audiencia fue concertada con anterioridad, y puede ser atendido/a en el momento, es posible autorizar el ingreso.
  4. Al ser autorizado el ingreso de la visita, se debe registrar la hora de ingreso y la respectiva firma.
  5. Posterior al registro de hora y firma, se hace entrega a la visita de un gafete, el cual posee escrita de forma clara y visible la palabra “Visita”.
  6. Se debe informar a la visita que antes de retirarse del Establecimiento, debe pasar a secretaría para registrar su hora de salida, firmar y devolver el gafete.
  7. En el caso que la visita se retire por otro punto de acceso que no sea secretaría, y por ende no haya firmado su salida, se debe dejar registro de ello en el ítem de observaciones.
  8. En el caso de que la visita no haya concertado una entrevista o audiencia con algún docente y/o directivo del Establecimiento, y/o que además insiste en ser atendido/a, se debe dejar registro en el ítem de observaciones dicha actitud. Así mismo, es necesario dejarle en claro a la visita que debe pedir una hora de atención para poder conversar con el profesor y/o directivo que atañe a su caso.

PROTOCOLO DE ACCIÓN ANTE A UN HECHO DE VIOLENCIA FÍSICA

Las malas relaciones entre iguales, los problemas de comportamiento y de indisciplina son fuente de conflictos que, si son solucionados, adecuadamente, contribuyen al desarrollo de habilidades para socialización.

  1. Si el hecho ocurre al interior del establecimiento se debe informar a los estamentos pertinentes: docentes, asistentes de la educación, Inspectores Generales quienes se identificarán a los implicados y determinarán la atención al agredido, enviándole a un Centro Asistencial, con Apoderado, si la situación lo amerita, para constatar lesiones y preceder a realizar las atenciones correspondientes.
  2. Mientras se llevan a cabo estas primeras acciones, la persona adulta más cercana atenderá al agresor y al agredido a fin de indicar acerca de las causas que provocaran esta situación de violencia y le dará a conocer que se tomarán las medidas pertinentes, una vez, recabados todos los antecedentes para adoptar una solución proporcional a los hechos.
  3. Todas las partes tienen derecho a ser oídas, y conocer la fundamentación de las decisiones. Se comunicarán a ambos apoderados de manera que se mantengan informados de la situación, lo cual al ocurrir dentro del establecimiento debe seguir este protocolo de investigación. Para este efecto concurren al establecimiento a entrevistar a los alumnos implicados para que presten declaración, y vigencia que se llevara a cabo en presencia de los apoderados, como una medida de evidencia, protección y resguardo para el establecimiento. En caso que el apoderado no pueda concurrir, el alumno será acompañado por un funcionario del establecimiento.
  4. Toda agresión física debe ser constatada por un informe de lesiones, emitido por el Centro Hospitalario. El alumno podrá ser retirado del establecimiento por la Policía, con autorización del apoderado u orden de la Fiscalía.

PROTOCOLO DE PREVENCIÓN Y ACCIÓN FRENTE A CASOS DE SOSPECHA O DETECCIÓN DE CONSUMO O TRAFICO DE DROGAS Y/O ALCOHOL DENTRO DEL ESTABLECIMIENTO EDUCACIONAL

 

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN LOCAL

En la Región del Libertador General Bernardo O’Higgins, específicamente en la Comuna de San Vicente de Tagua Tagua, a  ………………………………………….., entre el/la representante comunal del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del consumo de drogas y alcohol, SENDA, ………………………………………. Y EL Sr. ………………………………………………, Rector del Establecimiento Educacional Particular Subvencionado Colegio San Miguel de REMA de REMA, RBD 15820-8, ubicado en Avenida Diego Portales #222, San Vicente de Tagua Tagua.

 El marco normativo y legal vigente en nuestro país, en orden al cumplimiento de la responsabilidad que tiene el Estado de Chile de proteger a los niños, niñas y jóvenes contra el uso indebido de drogas y/o alcohol, asegurando su protección y cuidado para su bienestar y salud, así como también, velar por el deber que tienen los apoderados, padres y madres de educar a sus hijos, y de la comunidad por contribuir a su desarrollo, y que, para asegurar los derechos de los niños, niñas y jóvenes de nuestro país a vivir y estudiar en un entorno libre de drogas y/o alcohol, es necesario asumir que la Comunidad Educativa y principalmente sus Directores, equipos directivos y representantes de Consejos escolares, tienen un importante rol preventivo institucional que cumplir.

 Es de vital importancia que dentro del Establecimiento Educacional se tenga conciencia sobre la correcta definición de drogas, así como también su adecuada clasificación y las consecuencias daños que pueden generar estas a las personas, por lo cual cabe señalar que según SENDA Previene y la Organización Mundial de la salud (OMS) define a la droga como cualquier sustancia natural o sintética que al ser introducida en el organismo es capaz, por sus efectos en el sistema nervioso central, de alterar y/o modificar la actividad psíquica, emocional y el funcionamiento del organismo.

 De esta forma, se entiende por drogas ilícitas aquellas cuya producción, porte, transporte y comercialización está legalmente prohibida o que son usadas sin prescripción médica. Se distinguen según su origen en drogas naturales (Provenientes de alguna planta) no sintéticas (Elaboradas a partir de sustancias químicas). Por otro lado, también se puede hablar de droga lícita, las cuales corresponden a sustancias que no son prohibidas por la ley, además de ser más fácil acceso que una droga ilícita, un ejemplo de ello es el alcohol.

 En relación a lo anterior, también es necesario aclarar que las drogas se pueden clasificar en dos grandes grupos: Drogas legales y Drogas ilegales. De esta forma, se establece ante la ley que las drogas son legales son todas aquellas sustancias cuyo uso no está penalizado por la ley, entre estas, el tabaco y el alcohol, también caben dentro de esta categoría todos los medicamentos y fármacos que tienen efectos sicotrópicos, pero que pueden ser usados ilegalmente, cuando se los emplea fuera de un contexto terapéutico. Existe otro grupo de sustancias legales de uso casero o industrial, que también pueden ser empleados para obtener efectos sicotrópicos, tal es el caso de los solventes volátiles o inhalables, como la acetona, el tolueno. Por otro lado, se entiende por Drogas ilegales a todas aquellas sustancias que producen efectos sicotrópicos cuya comercialización y uso no está permitido por la ley, tal es el caso de la cocaína y la marihuana entre muchas otras.

 SENDA Proviene también  plantea que en Chile, los estudios han demostrado que la marihuana genera dependencia igual que la cocaína y la pasta base, que es la segunda droga en el país por la cual las personas demandan tratamiento y que su consumo inhibe la percepción de riesgo en el uso de drogas más adictivas como cocaína y pasta base. La marihuana tiene también una fuerte presencia en las personas menores de 25 años que han cometido delito. En tal sentido la condición de la marihuana como una “Droga” blanda también pierde sentido en Chile.

 En base a lo mencionado anteriormente, el Departamento de Orientación y Convivencia  Escolar del Colegio San Miguel de REMA, plantea como Protocolo de Prevención para el consumo y tráfico de drogas, la implementación del programa ACTITUD de SENDA Proviene, mediante los programas de estudio para las clases de Orientación y charlas dictadas por especialistas, Carabineros de Chile y/o PDI.

 En consecuencia, se han acordado el siguiente protocolo de acción para abordar casos de consumo y situaciones de posible  tráfico de drogas:

1.- Implementación de medidas preventivas del consumo y tráfico de drogas.

De responsabilidad directa del Rector:

1.    El Proyecto Educativo Institucional de Colegio San Miguel de REMA declara explícitamente su oposición al consumo y tráfico de drogas, señalando su compromiso con la implementación sistemática de una política de prevención.

2.    Realizar las gestiones pertinentes para incorporar en el Reglamento Interno de Convivencia Escolar, normativas claras y conocidas para abandonar el consumo y tráfico de drogas al interior del Colegio San Miguel de REMAde REMA.

3.    Aplicar programas de prevención del consumo de alcohol y drogas dirigido a los estudiantes y las familias.

4.    Constituir equipo responsable de prevención en el Establecimiento, que permita la implementación, el seguimiento y la evaluación de las acciones preventivas abordadas. Es necesario aclarar que este equipo estará conformado por un grupo de profesionales representantes de cada área (Docentes, paradocentes y directivos).

5.    Establecer coordinación permanente con el equipo SENDA Proviene, que permita contar con la información y eventualmente la participación en los espacios  de la red de prevención de drogas a nivel local.

6.    Establecer un sistema de seguridad y evaluación de las medidas de prevención y de acción frente al consumo y tráfico de drogas.

v  De responsabilidad de el/la delegado/a del equipo preventivo del Colegio San Miguel de REMA:

1.    Información a la Comunidad Educativa Colegio San Miguel de REMA acerca de las consecuencias asociadas al consumo y al tráfico de drogas, especialmente  aquellas relacionadas con el impacto en el bienestar personal y social, así como aquellas asociadas a la normativa legal vigente (Ley 20.000).

2.    Realizar gestiones para capacitar a los distintos estamentos de la Comunidad Educativa, especialmente a los profesores jefes, docentes en general y asistentes de la Educación interesados, con el propósito de propiciar el desarrollo de competencias para la aplicación de programas y medidas de acción frente al consumo y tráfico de drogas.

3.    Conocer e informar a la Comunidad Educativa Colegio San Miguel de REMA               acerca de los recursos profesionales, programas, proyectos y actividades dirigidas a la prevención del consumo y tráfico de drogas, que realicen instrucciones y organizaciones en la comuna, así como de la forma de acceso a ellos.

4.    Dar a conocer a la Comunidad Educativa, los procedimientos y    mecanismos que ha definido el Establecimiento para abordar situaciones de posible tráfico de drogas

5.    Participar en instancias de capacitación de prevención del consumo y tráfico de drogas, realizadas en el contexto de la coordinación con el equipo SENDA Proviene y de la red comunal, traspasando oportunamente dicha información a la Comunidad Educativa.

2.- Abordar los casos de consumo de alcohol y drogas, asumiendo el siguiente procedimiento:

v  Propiciar la detección precoz del consumo:

1.    A través del auto reporte o auto selección del propio estudiante.

2.    A través de una entrevista de control del Profesor jefe, asociadas a problemas de desempeño y comportamiento escolar.

3.    A solicitud de la familia.

4.    De la aplicación de instrumentos específicos como lo es el programa.

5.    En el contexto de actividades de prevención u otras actividades de los estudiantes.

v   Realizar entrevistas acogida inicial.

1.    Al profesor jefe se canalizará la primera información, quien realizará una entrevista personal con el estudiante, de manera tal de recoger información y abordar el tema.

2.    De la entrevista, se puede concluir que el caso no amerita realizar otras acciones o que son suficientes las orientaciones que el docente entregó.

3.    En el caso de ser necesario, el docente referirá el caso a los Encargados del Departamento de Orientación Escolar del Colegio San Miguel de REMA, quienes realizarán entrevistas con el fin de identificar los hábitos y tipos de consumo, así como los alcances y consecuencias que dicho consumo ha tenido.

4.    El Orientador o Encargado de Departamento tendrá una reunión de intercambio de información y coordinación con el profesor/a jefe.

5.    El Orientador o Encargado de Departamento realizará entrevistas con el apoderado.

6.    Posteriormente, el Orientador o Encargado de Departamento elaborará un perfil  del caso, que consistirá en especificar el nivel de consumo, los problemas anexos, los factores de riesgo y factores protectores con los que cuenta el/la estudiante.

7.    Finalmente el Orientador o Encargado de Departamento informará al profesor/a jefe, Inspector/a y al Rector sobre los hallazgos y acuerdos realizados.

v  Manifestar el compromiso con el tipo de intervención acordada:

1.    Se realizará una reunión convocada por Inspectoría, entre el Rector, Orientador o Encargado de Departamento, Profesor/a jefe, estudiante y familia para unificar un relato común de los hechos, acoger comprensivamente la necesidad de intervenir y acordar medidas al respecto.

2.    En dicha instancia, y de acuerdo a el/los estudiantes, se identificará el perfil y nivel de  consumo, así como las problemáticas anexas, proponiéndose alternativas a seguir. Cabe destacar que estas alternativas serán proporcionales al problema.

3.    Del mismo modo, el estudiante, la familia y el representante del Colegio San Miguel de REMA, deberán expresar explícitamente su voluntad y compromiso con la intervención que sea necesaria realizar, de acuerdo al perfil y nivel de consumo.

4.    Como producto de esta se elaborará, el conjunto con todos los integrantes, un plan de Intervención de acuerdo al tipo de consumo.

5.    Para ello, se considera acciones y compromisos  a nivel individual, familiar e Institucional, con el fin de apoyar a el/los estudiantes involucrados y sus familias.

6.    En caso de que sea necesario, se evaluará la necesidad de solicitar apoyo profesional externo al Establecimiento. Se considerará principalmente apoyo a SENDA Previene, atención de salud en el Consultorio o en el Centro de Salud Familiar (CESFAM) más cercano, con quienes el Colegio San Miguel de REMA, específicamente el Rector, debe tener una coordinación permanente.

7.    Se asegurará el derecho que tienen los niños, niñas y jóvenes a dar continuidad a sus estudios, frente a lo cual es necesario evaluar la posibilidad de realizar adecuaciones curriculares y/o evaluaciones de tipo diferenciada, con el fin de respetar dicho derecho.

v  Implementar un plan de intervención:

1.    El Orientador o Encargado de Departamento, abrirá un registro del caso y junto al estudiante hará un seguimiento semanal de los compromisos  asumidos y las acciones a seguir.

2.    Se implementarán las acciones y se realizará su seguimiento, al interior del Colegio San Miguel de REMA:

a.    Consejería, orientación, lecturas y trabajos de investigación a nivel    individual.

b.    Sesiones del programa de SENDA Previene, talleres de apoyo psicológico o pedagógico a nivel grupal.

c.    Consejería, tareas para realizar en casa y sesiones del programa de SENDA Previene a nivel familiar.

v  Realizar la referencia asistida, a redes de apoyo y atención local cuando sea necesario:

1.    En el caso de requerir apoyo para definir las vías de atención, el Rector se podrá comunicar con la Coordinadora Comunal de SENDA Previene, para que los miembros  de este equipo acompañen la referencia del caso a los programas de prevención o tratamiento, según corresponda.

2.    El Rector realizará la referencia a consultorio de salud o al centro de salud familiar, como sospecha de necesidad de tratamiento GES, Garantías Explicitas en salud para adolescentes consumidores problemáticos de drogas, con los antecedentes disponibles y los requisitos de atención.

3.    El Rector establecerá como acuerdo con las  instituciones de referencia el intercambio de información sistemáticamente respecto a la participación del estudiante y su familia en las actividades programadas, así como del logro de los objetivos planteados en común acuerdo.

v  Establecer un sistema de seguimiento y evaluación:

1.    Se realizarán reuniones semanales entre el estudiante y el Orientado Encargado de Departamento, llevando una bitácora de registro del cumplimiento de los compromisos.

2.    El Orientador o Encargado de Departamento realizará reuniones mensuales con los apoderados para evaluar el avance del Plan de Intervención.

3.    Al tercer mes, el Orientador o Encargado de Departamento elaborará un informe de lo ocurrido, que se presentará en una reunión con el Rector, Inspector/a, Orientador o Encargado de Departamento, Profesor Jefe, estudiantes y apoderados.

4.    A partir de esta reunión, se definirán acciones para continuar, mejorando los aspectos débiles detectados o para cerrar la intervención.

v  A continuación se presenta el flujo de Referencia Asistida:

PROTOCOLO PARA ABORDAR SITUACIONES DE VIOLENCIA ESCOLAR

INTRODUCCIÓN

En la actualidad, los niveles de agresividad en los estudiantes han aumentado de forma notoria; los juegos se han vuelto cada vez más violentos, y a su vez, la tolerancia hacia la diversidad y la empatía se han disminuidos, a lo anterior se suma el hecho d que los medios de comunicación han inducido un aumento de las conductas que promueven la violencia dentro de los establecimientos educativos. En base a las razones expuestas anteriormente y basados en la PROPUESTA DE MANUAL DE PROCEDIMIENTOS EN CASOS DE VIOLENCIA ESCOLAR, propuesto por la Oficina de Resguardo de Derechos Ciudadanos, como institución educativa, nos surge la necesidad de prevenir y abordar la temática de la violencia escolar en nuestro Colegio.

 Con respecto a lo que implica el concepto de violencia escolar, es importante establecer límites conceptuales entre violencia y abuso en el ámbito escolar, de este modo la violencia supone la intencionalidad de hacer daño a otra persona, y por ende el foco de la conducta violenta no está en generar la sensación de inseguridad, sino en quién es aquel contra quien se ejerce la violencia (Milicic, 2008).

 De este modo, conflicto es un concepto que está dado por el desacuerdo entre personas e intereses incompatibles, además, incluye el aprendizaje potencial para solucionar situaciones conflictivas en el futuro. Del mismo modo, el concepto de agresión se entiende como el comportamiento defensivo natural ante una amenaza eventual, por ende, surge ante situaciones en las cuales la persona se encuentra o siente que está frente a algún tipo de riesgo.

 Por otro lado, el abuso  implica la imposición de uno o más individuos sobre otro u otros en base al poder, en donde se establece una relación de asimetría. El bullying o Acoso Escolar se define “como un tipo de comportamiento agresivo ejercido de forma intencional y repetido sobre una víctima que se encuentra en una posición de poder asimétrica frente a su agresor” (Olweus, 2004).

Es decir, deben concurrir tres factores para estar en presencia de acoso escolar: Internacionalidad del agresor, reiteración de la violencia, e indefensión de la víctima.

2.- ANTECEDENTES

 En relación al problema de la violencia escolar y, en particular, el del bullying, nuestro Establecimiento Educativo, pone énfasis en la prevención del maltrato escolar mediante planes y acciones formativas, enfocadas en que los alumnos aprendan a vivir juntos. Es por ello que el Departamento de Orientación y convivencia Escolar del Colegio San Miguel de REMA, propone como medidas preventivas, la planificación y realización de clases en torno a temáticas como lo son: Herramientas para la vida, Desarrollo personal, Violencia Escolar (Diferenciación de conceptos relacionados con la temática), normas de convivencia y valores, entre otros.

 A lo anterior, se suma el hecho de que nuestro Establecimiento cuenta con un reglamento interno, en el cual se visualizan orientaciones y sanciones frente a conductas constitutivas de violencia escolar en general. Del mismo modo, el  Colegio San Miguel de REMA se basa en cuatro pilares fundamentales, los cuales son DISCIPLINA, RESPETO, LIDERAZGO Y AMOR, cuya finalidad es entregar una educación integral, cimentada sobre valores sólidos, con el objetivo de formar a personas capaces de insertarse de forma positiva, productiva y proactiva ben nuestra sociedad actual.

 Otro antecedente a destacar es la Ley N°20536, sobre violencia escolar, vigente desde el 17 de septiembre del año 2011: Convivencia Escolar.

Artículo 16 A: Se entenderá por buena convivencia escolar la coexistencia armónica de los miembros de la comunidad educativa, que supone una interrelación positiva entre ellos y permite el  adecuado cumplimiento de los objetivos educativos, en un clima que propicia el desarrollo integral de los estudiantes.

Artículo 16 B: Se entenderá por acoso escolar a toda acción u omisión constitutiva de agresión u hostigamiento reiterado, realizada o dentro del establecimiento educacional por estudiantes que, en forma individual o colectiva, atenten en contra de otro estudiante, valiéndose para ello de una situación de superioridad o de indefensión del estudiante afectado, que provoque en este último, maltrato, humillación o generando temor de verse expuesto a un mal de carácter grave, ya sea por medios tecnológicos o de cualquier otro tipo, tomando en cuenta su edad y condición.

 Finalmente, es importante tener presente que, si bien la ausencia de violencia ayuda a generar una buena convivencia escolar, también es necesario destacar  que el ser humano tiende a tener conflictos de índole cotidiano, los cuales al ser resueltos le proporcionan o enriquecen habilidades que son indispensables para convivir dentro de la sociedad. Es aquí donde nuestro establecimiento juega un rol indispensable, entregando herramientas y habilidades para mediación y resolución de conflictos dentro y fuera del aula.

PROTOCOLO DE INTERVENCIÓN ANTE SITUACIONES DE SOSPECHA DE ABUSO SEXUAL A MENORES

Cualquier situación de sospecha de abuso sexual contra algún menor debe ser abordada no sólo de acuerdo a imperativos éticos y sociales, sino también respondiendo al marco jurídico que sanciona el hecho y obliga a denunciarlo (Código Penal, Código Procesal Penal, Ley N° 19.617).

En concordancia con ello el Colegio San Miguel de REMA define sus procedimientos de  acción, de acuerdo al presente Protocolo. En  caso de sospecha de abuso sexual contra una estudiante de nuestra  comunidad educativa, es relevante actuar según las siguientes consideraciones:

  1. En cuanto un docente o asistente de la educación tenga información que implique sospecha de abuso sexual contra un estudiante de nuestro establecimiento, se debe informar al Rector en un plazo que no exceda las 24 horas desde la toma de conocimiento.
  2. Si la información se obtiene desde un familiar o apoderado, se le informa que son ellos los que tienen la obligación de denunciar. Se indica que el colegio tiene también la misma obligación. Como evidencia, se registra en forma textual la denuncia recibida en la Ficha de Entrevista al Apoderado.
  3. Si la sospecha deriva de relato de un estudiante, anotar en Carpeta de Unidad de Orientación la cita textual al momento de denunciar, sin agregar interpretaciones que puedan contaminar e invalidar la única prueba que se puede entregar en caso en los que no existen pruebas físicas. Recordar que son otros organismos los encargados de investigar la denuncia. De cada acción y resolución deberá quedar una constancia escrita en carpetas que mantendrá en exclusividad la Unidad de Orientación debiendo mantener el registro individual de cada reclamo, no se podrá tener acceso a dichos antecedentes por terceros, si el Orientador no lo autoriza.

En este caso considerar:

  1. Resguardar la privacidad. Si el estudiante entrega señales de querer comunicar alguna situación delicada, invítelo a un espacio en el que su testimonio no pueda ser oído por otros.
  2. Mantenerse a la altura física del estudiante. Invitarlo a tomar asiento, para propiciar mayor empatía.
  3. Procurar que el estudiante se sienta escuchado, acogido y respetado mientras relata los hechos, facilitando la entrega de información.
  4. Esperar el relato del estudiante, sin presionar  ni requerir detalles innecesarios.
  5. Considerar el estado emocional del estudiante e identificar posibles fenómenos como mutismo selectivo, negación u olvido.
  6. Empatizar con el estudiante, sin distanciarse ni involucrarse emocionalmente.
  7. Cautelar no cuestionar, enjuiciar o culpar al estudiante.
  8. Asegurar no transmitir prejuicios o experiencias personales en relación al abuso sexual a menores.
  9. Resguardar no inducir el relato del estudiante con preguntas que conlleven la identidad del supuesto abusador.
  10. De no existir relato de posible abuso por parte del o la estudiante o de algún familiar, se deben entregar en Rectoría los antecedentes que respaldan la sospecha y ameritan a una investigación. En tal caso, el Rector contactará a instituciones pertenecientes a la rede de prevención y manejo de abusos sexuales contra menores, y derivará el caso  aportando los antecedentes recopilados.
  11. De constatar abuso sexual, cualquier persona podrá realizar la denuncia ante la Justicia, mediante Carabineros, Policía de Investigaciones y/o Ministerio Público. Este organismo puede resguardar a denunciantes  a testigos con medida de protección social.
  12. La policía debe entregar protección al menor afectado, pudiendo incluso trasladarlo a una casa de acogida.

SISTEMA ADMINISTRACIÓN

mateonet

admision 2019

remadeportes 2